Que hacemos


Como objetivos fundamentales establecemos:


Desarrollar y crear condiciones, actitudes y conductas necesarias para promover el bienestar y la integración comunitaria a través de facilitar alternativas de ocio culturales, artísticas, lúdicas, deportivas, etc.
Establecer grupos de trabajo y sensibilización, con y para las personas con discapacidad, potenciando el desarrollo personal, la tolerancia y el sentido crítico.
Favorecer a través de distintas actividades actitudes de respeto, participación, integración y cooperatividad dentro de la propia comunidad.
Conocer otras realidades socioculturales considerando que, más allá de nuestras fronteras (públicas, privadas, políticas, geográficas), todo entorno es fuente y soporte de enriquecimiento, si consideramos la integración social como motor para la formación de espíritus libres e implicados en la construcción de una sociedad abierta y respetuosa ante la diversidad.




De forma específica, planteamos:

Promover el encuentro de personas con dis-capacidad, familiares, amigos…a fin de crear espacios de comunicación y encuentro entre ellos y el resto de las personas que forman la sociedad para compartir valores, ideas y proyectos que mejoren la sociedad, donde prime el valor de la persona como tal.
Generar proyectos desde sus diferentes áreas estratégicas de actuación, para enriquecer la calidad de vida de las personas con dis-capacidad, al ofrecer la atención asistencial y personal que sea demandada en cada contexto.
Difundir y hacer llegar por diversos medios, nuestra posición respecto a la dis-capacidad. 
Ofrecer formación a aquellos profesionales que deseen liberar su mente de prejuicios relacionados con la lástima, la pesadumbre… hacia personas de estos colectivos.
Despertar la consciencia frente a la alteridad y empatía que nos plantea la convivencia con personas con dis-capacidad, para valorar al aprendizaje y crecimiento personal que se nos ofrece al prestar atención a dicha relación, pues lejos del sentimiento de lástima que puede aparecer, que solo nos conducen a la compasión y nos impide evolucionar, la transformación de estos sentimientos en alteridad y empatía nos puede conducir a abrir nuestra experiencia a otras realidades distintas a la nuestra de las que poder aprender, enriquecernos y ser sociedad de personas.